Ambiente


El Río de la Plata

El Río de la Plata es uno de los mayores sistemas fluvio- marinos del mundo y umbral, en el Océano Atlántico, de la segunda cuenca fluvial de América del Sur.

Constituye un sistema de aguas de transición, cuyos recursos se comparten entre la República Argentina y la República Oriental del Uruguay, con una superficie de 35.500 k2 y una extensión de 327 kms.

El mismo presenta características únicas a nivel global siendo uno de los principales sistemas fluviales y fluvio-marinos del mundo y conecta la Cuenca del Plata (segunda cuenca más grande de Sudamérica y cuarta a nivel mundial) con el Océano Atlántico.

Diversidad biológica

Dinámica

Ambientes acuáticos

Usos y recursos

El cuerpo de agua es intensamente utilizado para el transporte marítimo y fluvial, y el desarrollo de una importante actividad pesquera. Sus costas concentran las principales zonas urbanas, y las actividades industriales y de servicios, la mayor parte de la actividad portuaria y las principales actividades económicas de ambos países. Estos aspectos, sumada los aportes de la Cuenca del Plata, confieren al área una importancia económica y social y una alta prioridad regional en términos de la vigilancia y control del impacto ambiental.

El Tratado de Río de la Plata y su Frente Marítimo, asigna a CARP la adecuada protección de los recursos vivos del Río de la Plata y su Frente Marítimo. Para ello la Comisión en asociación con la Comisión Técnica Mixta del Frente Marítimo (CTMFM), promueve la realización de estudios e investigaciones de carácter científico, con especial referencia a la evaluación, conservación y preservación de los recursos pesqueros y su racional explotación, donde participan personal técnico de los organismos competentes de las partes.

Se desarrolla un cronograma anual de actividades de investigación y control de los recursos del Río, y los resultados de los mencionados estudios, seminarios y trabajos científicos son publicados para conocimiento de la ciudadanía.


El Plan de Gestión Ambiental del Canal Martín García

EL Plan de Gestión Ambiental del Canal Martín García (PGA) constituye un instrumento que define herramientas específicas de gestión que permite el desarrollo de las tareas de dragado de una manera sostenible, para preservar los recursos vivos y prevenir la contaminación del sistema; así como brindar los lineamientos ambientales mínimos respecto a las actividades vinculadas al balizamiento, dragado de profundización y mantenimiento del Canal.

El Plan fomenta buenas prácticas ambientales y genera una base de datos consolidada y actualizada. Asegura el seguimiento de variables físicas y químicas del agua y del material de dragado tanto en el área de dragado como en la zona de vertido del material dragado, y proporciona criterios para la definición de sitios alternativos de disposición.

Las obras de dragado

Los lineamientos ambientales contemplado en el PGA son considerados en todas las etapas de las obras de dragado y señalización de los Canales del Martín García: diseño, ejecución, operación y mantenimiento. Estos aplican tanto a las actividades desarrolladas por la CARP, así como por cualquier organización que desarrolle tareas en su nombre. Dado que actualmente las obras de dragado de profundización y mantenimiento son ejecutadas por el Consorcio Boskalis Dredging (CBDI) International, se establecieron criterios de desempeño ambiental que debe cumplir con el fin de prevenir y minimizar los impactos ambientales.

Dentro de las acciones más destacadas, por el desafío que implicaba la extracción de fondos duros, se le exigieron a la empresa adjudicataria de la obra, diferentes programas y actividades de control. En especial se solicitó la implementación de un Programa de Monitoreo de Peces Muertos producto de la extracción de fondos duros por voladuras, un Programa de Monitoreo y Control de Ondas Expansivas en tierra a través de la colocación de sismógrafos en edificios y locaciones sensibles la ciudad de Colonia, el control de maniobras de las cargas y el control del desempeño ambiental de las acciones anteriormente mencionadas. Cabe destacar, que se emplearon técnicas avanzadas, similares a las aplicadas en la reciente apertura del canal de Panamá, y que los impactos tanto a nivel ambiental como de la fauna de peces fue mínima.

Entre otros objetivos prioritarios, se buscó asegurar el seguimiento de variables físico-químicas en agua y material de dragado tanto en el área de extracción, como en la zona de disposición de materiales.

A su vez, identificar contingencias y proveer una guía de buenas prácticas de las principales acciones a tomar para que las actividades puedan ejecutarse en las mejores condiciones y minimizar eventos no deseados.

Asegurar la correcta gestión ambiental de los residuos líquidos y sólidos que puedan generarse por las embarcaciones, tanto dragas, balizadores, lanchas, remolcadores y embarcaciones de apoyo, que realizan las tareas. También se contemplaron medidas de seguridad y prevención de riesgos laborales, de acuerdo al marco normativo vigente, destinado al personal de tripulación de estas embarcaciones.

El Plan se complementa con el manejo de las instalaciones de apoyo en tierra para asegurar su funcionamiento sostenible.

El Plan de Gestión Ambiental, se desarrolló con un enfoque integral y de largo plazo, y se complementa con la difusión del Proyecto, tanto a los distintos actores institucionales, privados y sociedad civil. Es de destacar que este proceso involucra la actualización permanente de información que sustente cada uno de los Programas, así como criterios y procedimientos para su evaluación y seguimiento. A su vez contempló capacitaciones al personal involucrado en las diferentes tareas, sobre las características, potencialidades y restricciones del ambiente receptor.




Línea de base agua y
sedimentos del Canal Martín García



Valores guías del Río de la Plata